Por Gonzalo Rojas S√°nchez

Hace tres semanas que no tengo acceso a mi biblioteca personal de Humanidades, libros que están en la oficina que ocupo para investigación histórica y para formación de gente joven.

Alcanc√© a traerme a mi casa solo media docena de vol√ļmenes nuevos, y hace largo rato que ya fueron trabajados. Una buena dosis de pdf gratuitos me ha sacado de ciertos apuros pero, adem√°s, la biblioteca de literatura s√≠ que esta disponible para mi cuarentena.

Para volver a aproximarse a esas obras, me inspir√≥ una an√©cdota de hace 10 a√Īos.

El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad

Fue para el terremoto del 2010 que un nieto suyo fue a ver a don Juan de Dios Vial Larra√≠n, quien nos dejara hace unos meses. Al verlo sentado en el suelo y rodeado de rumas de libros que se hab√≠an ca√≠do desde las estanter√≠as, se ofreci√≥ a ayudarlo para poner en orden la biblioteca lo antes posible. La respuesta del fil√≥sofo fue: ‚Äú¬°Por ning√ļn motivo! Estoy gozando al encontrarme con tantas obras que estaban all√° en el fondo, en segunda fila, y que ahora tengo a la mano y listas para segundas (o terceras) lecturas.‚ÄĚ

Qu√© gran oportunidad ha sido √©sta para la segunda pasada por el Se√Īor de los Anillos de Tolkien y la comprobaci√≥n de que los mitos son verdad. Para una nueva lectura de Dostoievsky, en Los hermanos Karamazov, y recordar que ‚Äúsi Dios no existe todo est√° permitido‚ÄĚ, mientras que repasar Crimen y Castigo ha significado confirmarme en que para toda pena es posible la redenci√≥n, si hay arrepentimiento. Waugh y su Retorno a Brideshead han marcado de nuevo el valor de la conversi√≥n, aunque sea en art√≠culo mortis; y al internarme una vez m√°s en El Coraz√≥n de las tinieblas de Conrad, as√≠ como en Jude el Oscuro de Hardy, he vuelto a ver c√≥mo se debate el alma humana frente al mal propio o ajeno. La letra escarlata de Hawthorne y El se√Īor de las moscas de Golding han revivido en m√≠, una vez m√°s, el drama de las organizaciones sociales perversamente orientadas.

Suite Francesa - Irène Némirovsky. Suite francesa combina un retrato  intimista de la burguesía ilustrada con una visión impl… | Favorite books,  Marcel proust, Books

¬ŅQu√© m√°s tengo por delante, para segundas pasadas, en esta cuarentena ya mensual?

Esta lista, que recomiendo vivamente:

La suite francesa de Irene Nemirowski y La mujer justa de Sandor Marai; El metro de platino iridiado, de √Ālvaro Pombo y Los santos Inocentes, de Miguel Delibes; Seda, de Alessandro Baricco y Anima mundi, de Susana Tamaro; El Guardi√°n en el centeno, de J. D. Salinger (en ingl√©s, por favor) y Mientras yo agonizo, de William Faulkner; 1984, de George Orwell y Un mundo feliz, de Aldous Huxley; Pabell√≥n de Cancerosos y Un d√≠a en la Vida de Iv√°n Denisovitch, de Alexandr Solzhenitsyn…

Y otro lote, de chilenos e iberoamericanos, que dejamos para próxima oportunidad.

Ponga usted también sus favoritos en la lista, ésos que leyó ya en el milenio pasado. Volverá a gozar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.