{ }

Opinión. Conservadores: para concretar

Gonzalo-Rojas-Sánchez

  Muchas personas, muchas, han escrito a raíz del planteamiento referido a la posibilidad de que sea la   hora para que los conservadores formemos un nuevo partido político en Chile.

   Y, por cierto, han pedido precisiones sobre el proyecto.

   Se ha afirmado que hacen falta cuatro cosas. Concretemos las tres primeras, que son la operativas:

    a) Un ideario. Lo pueden escribir en pocas horas, entre, por ejemplo, Carlos Frontaura, Sebastián        Burr, Enrique López, Aníbal Vial, Cristóbal Orrego, Álvaro Pezoa, Julio Alvear, Raúl Bertelsen, Thomas  Leisewitz y una docena de próceres más, a quienes ruego me disculpen la omisión de sus nombres  concretos. Tenemos todo el ideario conservador nacional y occidental disponible y trabajado; aunque a  algunos les parezca algo anticuado, ellos ni de cerca han logrado síntesis creativas como el libro de  Burr, por ejemplo.

b) Unas personas. Entre todos los que se animen a darle forma a esta iniciativa, tenemos que animar a un par de grandes gestores para que lideren, tanto en lo político como en lo organizacional. He hablado de Rodrigo Álvarez y de José Antonio Kast. Los dos pueden estar disponibles si hay un planteamiento muy atractivo y un respaldo económico legítimo y bien proporcionado a su dedicación al tema. Pero entre los que se animen a discutir esta iniciativa, hay que barajar media docena de nombres más, de modo de tener un abanico más amplio de posibilidades. Deben tener entre 40 y 55 años.

c) Una hoja de ruta que presenta diversas opciones. El nuevo partido puede irse construyendo desde algunas ONG que confluyan a un proyecto común (Movilidad popular, Foro Republicano, Influyamos, y muchas otras) ; o desde los liderazgos personales de dirigentes de base en Santiago y sobre todo en regiones, esos cientos de personas que están disponibles y con los que uno se topa a diario; o desde algunos núcleos de intelectuales y profesionales, que han ido abandonando sus partidos por desilusión; o, incluso, desde los parlamentarios que a mediano plazo podrían dejar la UDI porque el partido se abandonó a sí mismo: podrían irse los que no quieren tibiezas en lo moral y cultural o los que no aceptan claudicaciones en lo histórico.

Para ir concretando esta iniciativa, con prudencia y sin apuros, harán falta muchas buenas conversaciones previas, a las que nos tenemos que dedicar en las próximas semanas. Paciencia, pero sentido de la urgencia también.

Gonzalo Rojas Sánchez – Socio Fundador Foro Republicano. 

Exitosa segunda versión de la Feria de los Buenos Libros

Entusiasmados por la buena recepción de la primera versión, este año, Foro Republicano se propuso mejorar la Feria de los Buenos Libros, mejorando el espacio, ampliando la convocatoria y reuniendo en un solo lugar a los autores, editores y vendedores de buenos libros con el público interesado en conversar, leer y regalar buena literatura.

El sábado 13 de diciembre, el Memorial de Jaime Guzmán acogió los 14 puestos de exposición de libros, revistas y material audiovisual. Agradecemos a la Fundación que lleva su nombre que nos haya facilitado el espacio físico, que fue encarpado y climatizado para la ocasión, haciendo posible la habilitación de cuatro espacios diferenciados para las conversaciones, la exposición y venta, así como la firma de libros por los autores.

Durante los días previos a la Feria se abrió un sorteo de libros -gentilmente donados por la Fundación Para el Progreso- a través de las redes sociales. Los ganadores fueron: Darinka Barrueto, Kenneth Thornton y Jaime Tagle.

A las 10:00 de la mañana, el profesor Gonzalo Rojas conversó con Jaime Baeza sobre el libro «La política sin los intelectuales», de Sergio Micco. A las 11:00, Adolfo Paúl presentó su obra «Procesos sobre violación de los DD.HH.» y al medio día, Hermógenes Pérez de Arce hizo lo propio con su libro «El gobierno de Piñera».

A las 13:00 hrs. fue el turno de Carlos Casanova, profesor de la UC nacido en Venezuela, que a raíz de su oposición al chavismo y su defensa de la independencia universitaria debió abandonar su país. La reflexión de esa etapa sirvió como base para su libro «Racionalidad y Justicia».

A las 16:00 hrs. el profesor Angel Soto comentó el libro «La caída del Muro de Berlín» en animada conversación con los presentes, algunos de los cuales habían estado esos días en la ciudad de Berlín.

A las 17:00 hrs. se inició un panel con Sebastián Burr («Hacia un nuevo paradigma sociopolítico»), Claudio Arqueros («Persona, Sociedad y Estado en Jaime Guzmán») y Gonzalo Arenas («Virar Derecha»), quienes comentaron sus obras.

La última actividad de la jornada corrió por parte de Mauricio Echeverría y Eugenio Yáñez, dos de los autores de «La educación otra vez en la encrucijada».

Sitio web: www.feriabuenoslibros.cl
Facebook: www.facebook.com/fbuenoslibros
Twitter: www.twitter.com/fbuenoslibros

Citación a asamblea general de Foro Republicano

Con motivo de la constitución de la corporación de derecho privado Foro Republicano, este jueves 20 de noviembre se realizará la primera asamblea general, de 17:00 a 20:00 hrs. en Presidente Riesgo 5335 of. 304, Las Condes.

El objeto de la citación será la elección del comité ejecutivo, de su presidente y vicepresidente, además de otros temas administrativos. Los socios fundadores podrán conocer en detalle el programa de trabajo que realizaremos en los próximos años para hacer de Chile un país más humano, que supere sus pobrezas y potencie sus innumerables riquezas.

¡Contamos con su asistencia, sres. fundadores!

Presentación de Foro Republicano en 1er encuentro Sociedad Civil Libre

Con motivo de la inauguración del auditorio del centro de estudios Libertad y Desarrollo, se nos invitó al Primer Encuentro de la Sociedad Civil Libre, en el que 32 organizaciones expusimos nuestra labor e intercambiamos contactos para articular nuestras iniciativas. En representación del Foro Republicano expuso Thomas Leisewitz. Esto fue lo que dijo:

Hoy quiero hablarles de tres cosas; quiero que se queden con tres ideas en la cabeza

Al escuchar a políticos de derecha, a líderes gremiales, a dirigentes de instituciones asociadas a la derecha, uno ve que están cómodos con el estado actual de las cosas; dan la impresión de que Chile va a estar bien en la medida que permanezca todo igual. Hablan de «defender», «mantener» y «proteger» instituciones. Esto les va a sonar a poco conservador, pero es verdad. A diferencia de ellos, el Foro Republicano no está «cómodo» con el Chile de hoy; creemos que hay que cambiar muchas cosas.

El origen del Foro Republicano (FR) fuimos 4 personas que en 2010 no nos sentíamos representados por ningún partido de derecha y veíamos que los principios fundamentales no están siendo representados: libertad, vida, familia, educación.

El FR tiene un diagnóstico profundo de este malestar. Creemos que es de orden antropológico; que todas las pobrezas de Chile, en el fondo, son una manifestación de ese vacío antropológico.

Por eso hablamos de las pobrezas en plural. Son pobrezas asociadas a las instituciones fundamentales de Chile: Familia, educación, trabajo, el lenguaje, incluso hablamos de una pobreza espiritual que incluye el sentido de trascendencia y el orden religioso.

Si ustedes me preguntan qué es el Foro Republicano y tuviera que ponerlo en una sola frase, diría que es una organización que quiere «hacer de Chile una sociedad más humana, superando las pobrezas mediante iniciativas de sentido común». Queremos rescatar lo mejor de Chile, sus riquezas, que se manifiestan en estas instituciones fundamentales.

Tenemos una propuesta política integral y de orden práctico, que integra a las instituciones fundamentales.

Y en concreto, para que esta conspiración pase pronto a su fase operativa: ¿Qué está haciendo el Foro Republicano?
* Pretendemos armar una red de representantes en todas las regiones de Chile. Ese es nuestro sello distintivo; es muy importante para nosotros
* Estamos publicando nuestros cuadernos temáticos
* Estamos haciendo un levantamiento de las iniciativas de sentido común que han surgido en Chile
* Vamos a retomar un programa de conversación en formato podcast, al cual vamos a invitarlos prontamente (#DominioPublico)
* Realizamos seminarios universitarios
* Vamos a realizar la segunda versión de la Feria de Buenos Libros, en la cual esperamos mostrar también toda la producción intelectual en la que ustedes estén trabajando.

Y cierro con otra provocación, que les va a sonar poco conservadora: No estamos cómodos siendo oposición toda la vida. Tenemos vocación de mayoría y queremos ejercerla desde el poder. Creemos que estas ideas son buenas y lo son para todos, no para unos pocos. Si la mayoría no vota por nosotros no es porque piensen distinto, sino porque nosotros no hemos sido capaces de conectarnos con ellos; si al final del día, nuestras ideas son de sentido común.

Invitación «I Feria de los Buenos Libros»

Este sábado 7 de diciembre participaremos en la «I Feria de los Buenos Libros», a realizarse  en el memorial de Jaime Guzmán, ubicado en Vitacura con Presidente Riesco de 10 a 20 hrs.  En esta ocasión difundiremos las publicaciones obtenidas a partir del trabajo de nuestros consejos y entregaremos  información respecto de lo que tenemos preparado para el próximo año.

Participarán además: Humanitas; El Mercurio Aguilar, Revista Chilena de Derecho, Centro de Estudios Bicentenario, Fundación Jaime Guzmán, Editorial Maye, entre otros.

El programa de esta I Feria de los Buenos Libros»  es el siguiente:

10.00   Apertura al público.

11.00       Conversación con lectores de María Angélica Ovalle sobre su libro «Reforma agraria chilena, testimonio de sus protagonistas.»

12.00      Conversación con lectores de Hermógenes Pérez de Arce sobre sus libros.

13.00   Conversación con lectores de José Piñera sobre su libro «Una Casa dividida. Cómo la violencia política destruyó la democracia en Chile».

17.00    Conversación con lectores de Gonzalo Rojas sobre su libro «La agresión del Oso. Intervención soviética y cubana en Chile.»

18.00   Conversación con lectores de Sebastián Burr sobre su libro «Hacia un nuevo paradigma socio político».

 

¡Te invitamos a participar junto a tu familia!

Todo lo que tenemos

Columna de Alejandro Tello

Columna de Alejandro Tello

Han salido los resultados de la Evaluación Inicia pero, mientras, evadiré a la muchedumbre que siente el deber de apedrear al profesorado para mejorar la educación. En parte, puedo sentirme libre de culpa (salí catalogado como “aceptable”). En parte, puedo solidarizar con los docentes que, no sin justicia, indican que ingenieros, abogados y médicos no parecen sufrir tantas evaluaciones en su carrera y sí llevar un más venturoso pasar profesional y económico.  En parte, puedo reconocer que es un gremio con dermis delicada; pero dejemos este tema para pronta ocasión.

En esta ocasión me inspira otro acontecimiento, los dos siglos cumplidos el 19 de agosto por nuestra Biblioteca Nacional. El decreto fundacional, que lució en “El Monitor Araucano” y hoy en el vestíbulo de su edificio, no era un dictamen burocrático sino una exhortación, con la elocuencia de entonces, que expresaba el deseo de los notables por lograr ilustración en su pueblo: “Para esto se abre una suscripción patriótica de libros, y modelos de máquinas para las artes, en donde cada uno al ofrecer un objeto, o dinero para su compra, pueda decir con verdad: «He aquí la parte con que contribuyo a la opinión y a la felicidad presente y futura de mi país».[1] La biblioteca no sería sólo de y para los ciudadanos, sino que su formación también vendría dada por ellos.

Y es que para nuestros olvidados “precursores de la Independencia”, la educación era una empresa patriótica en que se cifraba la prosperidad nacional, como diría Mariano Egaña en el discurso inaugural del Instituto Nacional, ligado al de la Biblioteca:

“…y cuando vuestra posteridad se vea, o sumergida en la ignorancia y el desprecio si abandonáis tantos recursos, o formando un Estado rico, sabio a industrioso, en donde la cultura y la comodidad se vean difundidas por todas partes; entonces os colocará, en el grado de elevación o de ignominia que corresponda a vuestra conducta. Padres de familia: magistrados, que sois padres de la Sociedad: vosotros vais a responder a Dios, a vuestros hijos, a vuestros pueblos y al mundo entero de la negligencia que tengáis en la educación de vuestras familias y conciudadanos”.[2]

Podría achacárseles exceso de entusiasmo iluminista en las bondades de la educación y como todo proceso revolucionario, una injusta parcialidad hacia los esfuerzos realizados durante el periodo colonial, aunque concediéndoles que aquí no tuvimos ninguna Salamanca: Ciudadanos: 300 años fuisteis esclavos, porque os envilecían con la ignorancia, que es la fuerte cadena de los tiranos. Si queréis ser libres como los hombres, es preciso que seáis ilustrados: de lo contrario vuestra libertad será la de las fieras”.[3]

Cito estas muestras por dos razones. La primera, la enfermiza costumbre nuestra por ahogarnos con el aire del vaso medio vacío, de la que estos escritos de la Independencia parecen dar cuenta al obviar toda la labor religiosa y laica desde el siglo XVI a favor de la educación, actitud revivida en fechas como la entrega de resultados como INICIA o SIMCE con su serie de despotriques, flagelaciones, rasgadura de vestiduras e inculpaciones que siempre nos hacen olvidar y nunca sentirnos orgullosos de todos los avances y joyas que adornan nuestra carrera sufrida, adjetivo que es el sino de la historia de Chile en casi todos sus aspectos.

La segunda, por necesidad de mirar la mitad llena del vaso. Todos nuestros museos, todas nuestras bibliotecas, todas las iniciativas públicas y privadas que durante cerca de medio milenio y con fuerza durante estos 200 años han trabajado abrigando la esperanza de vencer la ignorancia, desde el católico Abdón Cifuentes al masón Valentín Letelier. Un país en que la alfabetización supera el 95% de la población y que hemos logrado la cobertura en establecimientos escolares. Y aunque somos un país pobre de recursos como decían en 1813: una gran biblioteca superior a los escasos recursos de este país pasa a abriros el Gobierno”[4], aunque creo que es más pobre en autoestima, nunca nos han faltado esos hombres visionarios y quizá algo fantasiosos que compensaron la masiva indiferencia por la cultura: un José Antonio de Rojas, un Manuel de Salas, un Juan Egaña, luego sucedido por una serie de hombres entre los cuales refulge el ignoto Andrés Bello.

No todo está perdido, salvo la compostura. El descalabro no es mayor que el patrimonio y con ello no exculpo negligencias sino llamo a pensar en educación con la conciencia de aprovechar toda la tradición nuestra y no con la paralizante angustia que nubla la conciencia de la opinión pública cada vez que se oye que la “educación está mal”.

Ojalá se recordaran más seguido para saber que no somos los primeros en esforzarnos por mejorar la educación de un pueblo esos versos de Lillo en nuestro himno nacional entonados con esperanza: “Que tus libres tranquilos coronen/ a las artes, la industria y la paz, / y de triunfos cantares entonen/ que amedrenten al déspota audaz.”



[1] El Monitor Araucano, «El Gobierno a los pueblos». Exhortación a la formación de una biblioteca pública”, I, 57, jueves 19 de agosto de 1813. En: http://www.historia.uchile.cl/CDA/fh_article/0,1389,SCID%253D1979%2526ISID%253D171%2526JNID%253D9,00.html

[2] El Monitor Araucano, «Apertura del Instituto Nacional», I, 55, jueves 12 de agosto de 1813. En: http://www.historia.uchile.cl/CDA/fh_article/0,1389,SCID%253D1972%2526ISID%253D169%2526JNID%253D9,00.html

[3] Ídem.

[4] El Monitor Araucano, «Concluye la prolusión del número antecedente. Importancia de la educación”, I, 56, martes 17 de agosto de 1813. En: http://www.historia.uchile.cl/CDA/fh_article/0,1389,SCID%253D1975%2526ISID%253D170%2526JNID%253D9,00.html

La tarea pública en el mundo vecinal: donde mejor se encarna eso que llamamos “sociedad libre”

Columna de Max Pavez

Columna de Max Pavez

El mundo municipal carece del glamour  en lo que actividad política se refiere. Cuando alguien piensa en la política no piensa necesariamente en alcaldes y menos en concejales. La actividad parlamentaria y la gestión gubernamental en la primera línea de la administración del Estado acaparan toda las miradas. Sin embargo, es el mundo municipal vecinal donde puede apreciarse de manera más nítida la sintonía política de los ciudadanos que no viven en el tuitter ni en el eje “plaza Italia-La Moneda”.

Quizás en las tareas municipales es donde un gremialista debiera sentirse más cómodo y desafiado. Es en este entorno donde de mejor manera queda en evidencia ese mundo de riqueza sin igual que es “lo intermedio”: Junta de vecinos, clubes de adulto mayor, cuerpos de bomberos, proyectos educativos, espacios comunitarios, áreas verdes, clubes deportivos, ferias libres.

Es un mundo en su mayoría libre de ideología y de peleas políticas. La inquietud gremial de los feriantes son qué hacer con los “coleros” que no pagan sus  impuestos pero que se colocan en los extremos de sus ferias; la seguridad y limpieza de su lugar de trabajo  y, por supuesto, que los vecinos lleguen. Para eso saben que no se requiere un dirigente de feria que sea especialmente democratacristiano, democrataindependiente o socialista. Sí requieren que sea capaz de dar respuesta a los temas de un mercado que en todas las comunas del país atrae a muchísima gente. No por nada se llena de candidatos por estas fechas.

¿Y que decir de esos centenares de cuerpos intermedios libres conformados por hombres y mujeres que se reúnen con los mas variados fines? A capacitarse, acompañarse, entrenarse, a ayudar a otros vecinos. Si hiciéramos el catastro nacional de clubes de adultos mayores o centros de madres nos llevaríamos una sorpresa. ¿Creen ellos que el devenir de los quora supra mayoritarios constitucionales son la principal inquietud cuando se reúnen a las 17:00 en su once semanal?

Pregunte en su comuna cuantos clubes de fútbol hay. Esos que domingo a domingo llenan los barrios de colores y deporte ¿En qué están sus dirigentes? De seguro en arreglar las sedes, conseguir indumentarias, hermosear y hacer más seguras sus canchas. Para un socio del club le es indiferente cómo el dirigente votó en el plebiscito de 1989.  Se lo aseguro.

Para la izquierda esto es un insulto; es la banalización de la vida de las personas y la perversidad somnífera del cosismo que penetra en los sectores populares de los vecinos de Chile promovido por sus opositores políticos. Para los partidarios de una sociedad libre es todo lo contrario: es la muestra más granítica de la riqueza social más digna de la naturaleza humana. El reunirse en torno a vínculos de vecindad, deporte, compañía, comercio, y otras formas son la expresión más rica de la sociedad libre, donde las personas buscan seguridad, entornos libres de contaminación, medios para cumplir sus fines, trabajar tranquilos y una vida en paz.

Hay que mirar especialmente este mundo. Se lo dice un concejal.

Foro Republicano Concepción

Por CNN Chile

Para discutir sobre la sociedad y cómo lograr una mayor humanización en los conflictos y situaciones cotidianas que se viven en el país, se realizó este sábado el Foro Republicano en Concepción.

 

 

«Es un grupo de personas, amigos, profesionales, nos hemos dado cuenta que probablemente las causas de ese malestar no se están atacando debidamente, lo que queremos hacer es un punto de encuentro, de aportación de ideas positivas, porque compartimos la sensación  que lo que ocurre es que se ha olvidado un poco a la persona», explicó el secretario ejecutivo del foro, Carlos Salazar.

 

 

El foro republicano ya se ha realizado en  Santiago, La Serena, Valparaíso y Viña del Mar, y según sus organizadores nació como una red de personas e instituciones que buscan concretar acuerdos para que Chile sea un país humanizado.
Fuente: CNN Chile


 

 

Sidebar